Papel y boli: Talento… ¿pre-fabricado?, de Kike Sanfiz

“Aprender es el recurso de la inteligencia humana para adaptarse a los entornos”

A. Marina

La práctica y condiciones innatas de cada jugador parecen ser dos condiciones imprescindibles, aunque no suficientes de manera independiente, para la existencia del talento en fútbol. Pese a que en muchos casos se prime la selección a la creación de aquellas condiciones que permitan el desarrollo y emerger del mismo, será la experiencia fruto de un proceso holístico y dinámico la cual, más que en una propiedad fija se convertirá en una relación variable entre el perfil o recursos disponibles por el jugador a nivel individual y las vivencias impuestas por los contextos de práctica durante el proceso de entrenamiento.

De esta manera, la genética o características individuales parece no ser argumento suficiente para explicar el talento individual, sino que más bien pueden predisponer o posibilitar el aprendizaje que, a través de la educación, creación de hábitos o comportamientos durante el proceso de entrenamiento, permitirá al jugador acercarse a un determinado nivel de rendimiento, unas características únicas en relación a sus compañeros. En todo deporte, como el fútbol, existe un concepto cultural en relación a la técnica, no obstante, será la relación entre jugador y contexto en el cual este se encuentre, la realidad que posibilite que un comportamiento se convierta en eficaz en determinada situación espacio-temporal permitiendo formas de jugar intencionales y colectivamente constructivas.

La intervención o condicionamiento desde la perspectiva del entrenador a la hora de proponer unos u otros contextos de práctica podrá estar más o menos próximo a la práctica deliberada, donde se pueda tender al intento de refuerzo de situaciones o comportamientos de éxito con cierta orientación al producto, o a la práctica desde un punto de vista de la enseñanza divergente, donde el error sea parte inherente del proceso de aprendizaje y consiga explorar caminos que ni el entrenador conoce inicialmente.

“essas pessoas com uma lógica mecanicista, ao influenciarem o desenvolvimento da criança, estão a retirar-lhes a sua expressão individual para fazê-las actuar de acordo com o padrão do seu treinador (…) estão a desprover a pessoa daquilo que ela tem de único, para ir ao encontro do que o treinador considera que a pessoa deve ser. Ao fazê-lo, o executante será sempre um sucedáneo da imagem do treinador”

Duarte Araújo

El entrenador, como formador, entendemos que más que proponer prácticas descontextualizadas, alejadas de la lógica interna del juego, con falta de significado y reducida transferencia, dando soluciones a los problemas y exigencias que el jugador se encuentre durante el juego, deberá de presentar contextos de práctica que supongan determinada serie de problemas a resolver por el jugador. El entrenamiento de <<la técnica>> como punto de partida para la exploración del jugador es necesaria, no obstante, la práctica de esta sin referencia al juego se podrá convertir en un sinsentido en la evolución de la interpretación propia de cada uno de los jugadores. La complejidad, variabilidad, no linealidad y desorden inherente al propio juego, más que elementos negativos a ser reducidos o eliminados con la intención de atenuar el espacio para el error, podrán exigir capacidad de adaptación a múltiples situaciones diversificadas y variabilidad contextual. Porqué exigimos controlar con determinada pierna y pasar con otra? Quizás obligamos al jugador a adaptarse a <<esa técnica>> cuando el jugador interpreta que ese pase exigía otra resolución diferente.

Entendemos importante valorar que cada jugador tendrá una percepción o representación única de cada situación espacio-temporal en base a sus características y experiencias. Es posible que reproducir mecánicamente estrategias o comportamientos podrá crear estereotipos que lleguen a inhibir y/o estancar la evolución única de cada jugador por lo que se convertirá en importante posibilitar, a través de las tareas de entrenamiento, que cada jugador active sus propios <<códigos de interpretación>> y desarrolle aquellos significados peculiares en el espacio y tiempo en el cual evoluciona, potenciando la elaboración de sus propias estrategias de aprendizaje e interacción con la realidad del juego.

Kike Sanfiz

@KSanfizArias

#papelyboliFdB

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s